¡Hola Voladores!

¿Hoy es martes verdad? Esperamos que sí porque entonces estamos publicando un día que no toca. Hoy queremos contaros una pequeña experiencia a raíz de un enfrentamiento de actualidad. El cine tradicional contra las plataformas VOD.

La sala de cine

Hace poco más de 10 años que fuimos al cine a ver El caballero oscuro de Christopher Nolan. El tiempo pasa muy rápido, quizás demasiado, y nosotros no podemos hacer nada. Cuando salimos de la sala estábamos flipando por lo que acabábamos de ver, ya no solo a nivel de guión, que puede gustar más o no, sino a nivel visual. No sé cuantas veces más hemos visto la película en DVD, Blu-ray, en la TV, en el ordenador… Pero ya no nos ha vuelto a impresionar tanto. Posiblemente sea porque sabemos de memoria lo que va a pasar. Pero sabemos que no es por eso. Cuando Nolan concibe una película es para que sea exhibida en salas cinematográficas. Por este motivo, en su trilogía de Batman hay muchas escenas rodadas en formato IMAX. La sensación de entrar a una sala, que apaguen las luces y puedas disfrutar de una película en su máxima calidad visual y auditiva es una experiencia única. Además, es una forma de agradecer al creador su dedicación al explicar una historia cuidada al máximo detalle.

 

El cine como experiencia sensorial.

La reflexión

¿Por qué esta reflexión? Todo tiene una explicación. Ya en la pasada edición del festival de Cannes directores como Almodóvar o Spielberg defendían a capa y espada el modelo de cine tradicional y lanzaban un duro mensaje contra las plataformas VOD (Video on Demand). En 2019 el discurso se repite pero esta vez todo sucedió tras la nueva edición de los Premios Goya. Almodóvar cargaba duramente contra las plataformas digitales y Bayona respaldaba sus palabras a través de Twitter. Álex de la Iglesia, en cambio, tiene otra opinión. En el enlace compartido abajo podéis seguir el hilo.

Al fin y al cabo, todo puede reducirse a lo que cada uno entiende por cine. Es cierto que este tipo de herramientas modifican nuestra forma de consumo y hace que nuestra experiencia varíe al consumir los distintos tipos de producto. No es lo mismo a nivel auditivo, por ejemplo, ver una película en casa que en una sala cinematográfica. La ventaja de las plataformas VOD, al margen de su precio competitivo extenso catálogo es que brindan al espectador la oportunidad de consumir productos que están fuera del circuito comercial tradicional. Esto es una oportunidad para nuevos creadores de contenido que están discriminados por la industria, sea por el motivo que sea.  

Dicho esto, no creemos que, tal y como apunta Almodóvar, el cierre de salas de cine en nuestro país se deba a la proliferación de multitud de plataformas digitales. Quizás tendrá que ver con los precios de las entradas, las deudas que en su día las salas contrajeron con multinacionales para cambiar sus equipamientos técnicos… Esta polémica estará siempre en danza porque nunca llueve al gusto de todos.

No olvidéis consultar, si no lo habéis hecho ya, las otras entradas del blog porque están hechas con mucho mimo.

¡Hasta el martes que viene voladores!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *