¡Hola Voladores!

Como cada martes aquí estamos. Estos días de puente los hemos aprovechado para comernos del tirón Black Summer, la nueva propuesta de Netflix para el género zombi.

Black Summer

En los primeros y confusos días de un apocalipsis zombi, completos desconocidos deben aliarse para hacerse fuertes y regresar con sus seres queridos. (FILMAFFINITY)

 

Black Summer empieza sin contemplaciones. Acción desde el minuto 0. Pese a que es una precuela de Z-Nation, aquí no se introducen elementos cómicos. Todo es tratado desde una perspectiva seria y realista.

En cuanto al guion no se complican. Optan por la clásica historia de un grupo de supervivientes que quieren llegar al punto de extracción. Lo bueno de Black Summer es su narrativa. Cada episodio está dividido en capítulos, por llamarlo de algún manera, en los que se explican las diferentes situaciones de los personajes. En muchas ocasiones nos explican la misma situación vivida por personajes diferentes.

Además de todo esto, el ritmo es frenético. Prácticamente no hay momentos de pausa en los que puedas pensar. Se utiliza mucha cámara al hombro y planos secuencia para poner al espectador de lleno en la historia. Además, el público conoce lo mismo que los personajes lo que ayuda al crear el clima correcto.

 

Tipo: Fotogramas País: Canadá

Si que es cierto que, entre tanto frenetismo, queda poco tiempo para una profundización en los personajes lo que provoca poca empatía por parte del espectador. Pero bueno, si hay zombis y encima corren, ¿para qué más?

¿Qué opináis vosotros?

No olvidéis consultar, si no lo habéis hecho ya, las otras entradas del blog porque están hechas con mucho mimo.

¡Hasta el martes que viene voladores!

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *